La desesperanza

Recientemente, los obreros cañeros permanecieron cinco días en vigilia frente al Palacio Nacional exigiendo una pensión, luego de pasar hasta 40 años trabajando en los ingenios del Consejo Estatal del Azúcar (CEA) y de haber pagado religiosamente la cuota del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS).
Más de 7,000 obreros ancianos temen morir sin que ese reclamo sea una realidad.

Cerca de 1,200 billeteros, quinieleros jubilados por la Lotería Nacional clamaron al presidente de la República que disponga que los incluyan en el Seguro Nacional de Salud (SENASA) , luego de pasar 50 años al servicio del Estado. Alegaron su derecho a un seguro de salud porque tienen más de 60 años de edad.
Esas personas padecen enfermedades y malestares propios de la edad y la pensión de RD$747.50 mensuales no les alcanza ni para las medicinas.

Como dádiva y no un derecho adquirido, los gobiernos dominicanos pensionan cada año periodistas, artistas y profesionales de diversas áreas que pasan años clamando por la compasión oficial. El presidente del Colegio Dominicano de Periodistas (CDP), Olivo de León, confesó que esa institución tiene una lista de más de 500 miembros que claman por una pensión estatal. De esos, menos de 50 serían pensionados este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *